Comisión de Desarrollo Económico del CIAPR

Ing._Thomas_Forester,_PE__Desarrollo_Eco

Puerto Rico lleva más de una década sin crecimiento económico impactando negativamente a todos los sectores de la sociedad.  Actualmente no existe un plan maestro de desarrollo económico para nuestra Isla.  Hay algunas iniciativas fragmentadas, pero no está claro cómo se entrelazan y armonizan unas con otras, sus sinergias y resultados medibles. 

Necesitamos entender nuestras fortalezas, oportunidades, debilidades y riesgos (SWOT).  Cuadrar el presupuesto y  pagar la deuda son tareas que se quedan cortas sin medidas sostenibles con énfasis en actividades de generación de riquezas y de ingresos primarios. Al CIAPR como institución le corresponde insertarse en la discusión, proponer ideas concretas y ser parte de la solución, como líder de iniciativas, facilitador e integrador. Veamos:

Ing. Thomas Forester Garcia

tom.forester@crbusa.com

787 374-1024

Imagen 1.png

El sector de la manufactura tiene un papel muy importante en la economía de Puerto Rico.  Nuestro Producto Bruto Interno (PBI) muestra que desde los años 60 este sector es el mayor contribuidor a la economía y hoy día constituye casi el 50% de la producción del país.

No obstante, desde hace décadas el sector de la manufactura se encuentra impactado por una serie de factores que hacen que Puerto Rico sea menos competitivo o atractivo que muchas otras jurisdicciones.  Esto ha ocasionado que, cuando se están evaluando opciones para proyectos y productos nuevos, tengamos una desventaja significativa vs. otras regiones.

Gran parte de las dificultades que sufre Puerto Rico en la actualidad tienen sus orígenes en la firma de los tratados de libre comercio en 1994 y la eliminación gradual a partir de 1996, de exenciones a los impuestos corporativos de Estados Unidos para empresas establecidas en la Isla.  La industria de manufactura electrónica desapareció por completo luego de esto.

Estos cambios legislativos a nivel federal acompañados de otros cambios desfavorables para la competitividad a nivel estatal, provocaron que las industrias de manufactura que incluye a las farmacéuticas, electrónicas, dispositivos médicos y otras operaciones de manufactura comenzaran a establecer sus nuevas operaciones en otras regiones más rentables que Puerto Rico, quedando en la Isla solo las operaciones previamente establecidas y reduciéndose drásticamente las inversiones en operaciones nuevas, además de que han ido cerrando operaciones en la medida en que estas llegan al fin de su vida útil.

Posteriormente, otros eventos significativos como la quiebra gubernamental, los eventos atmosféricos y naturales, la pandemia, la falta de confiabilidad y el alto costo de operar las utilidades primarias, las dificultad para obtener permisos, entre otros, han impactado adversamente el desarrollo económico de Puerto Rico.

Aún dentro de esta situación, existen oportunidades para sacar a flote a Puerto Rico.  La disponibilidad de fondos federales para la recuperación del país de los huracanes del 2017 y de los temblores/terremotos del 2020 proveen espacio para repensar y hacer una planificación adecuada de nuestra infraestructura esencial, tanto pública como privada, a tono con los adelantos tecnológicos actuales, la aplicación de los códigos de construcción (civil y eléctrica), y reglamentación ambiental y eficiencia energética más recientes.

Por otro lado, la fragilidad de una cadena de suministros cada vez más dependiente en las importaciones provenientes de países fuera de nuestro entorno, ponen de manifiesto la necesidad de retomar y asegurar la producción local de alimentos (seguridad alimentaria)  y la manufactura de bienes, como mecanismos de subsistencia y movimiento de la economía.

De hecho, tenemos una oportunidad única de poder combinar ambos propósitos, ya que ambos son interdependientes.  Se puede reconstruir el país a la vez que nos aseguramos de que dicha reconstrucción cumpla con los estándares necesarios para atraer nueva inyección de capital mediante el establecimiento de industria de manufactura y de alimentos.

Si una vez fuimos un lugar muy atractivo para el establecimiento de la industria de manufactura farmacéutica, electrónica, y hasta de textiles entre otras, nada nos impide retomar dicho camino, tomando en consideración las lecciones aprendidas y actualizándolas a los tiempos que vivimos.

Entre las razones del cuadro actual que vivimos se encuentran:

  • Manufactura para exportación y para consumo:

    • Cambios legislativos desfavorables a niveles federales y estatales a través del tiempo.  Cambios negativos desde 1994 en adelante.

    • Cambios en las políticas de apoyo gubernamental y de facilitadores.

    • Estrategias favorables de nuestros competidores en otros países, a políticas y leyes implementadas que son competidores activos.

    • Los tratados de libre comercio de Estados Unidos con otros países.

 

  • Importaciones versus producción para consumo:

    • Cambios desfavorables en apoyo y defensa a la producción local.

    • Cambios favorables a las actividades de importación de bienes y servicios. El 80%+ es evidencia suficiente.

 

  • Proceso de permisos prolongado, tedioso, costoso y poco transparente.

Según los datos del Banco Mundial, la economía de Puerto Rico ocupa la posición 65 a nivel global.  Las tablas a continuación muestran nuestra posición en diversos renglones asociados a la economía[1].

Imagen 2.png
Imagen 3.png

La posición 143 en términos de dificultad y tiempo para obtener permisos es cónsona con la realidad que vivimos.  Un permiso de construcción para una expansión de nueva manufactura a ser ubicada en un solar preparado y zonificado para dicho uso requiere gestiones de entre seis a ocho meses, si todo se somete correctamente y corre de forma favorable dentro de las múltiples agencias que participan en el proceso.  Eso es para  proyectos que no tienen impacto ambiental significativo.

En muchas ocasiones, el tiempo requerido aumenta significativamente si alguna de las múltiples agencias del gobierno que deben pasar juicio sobre la obra piden que se someta más información o deciden pedir información que normalmente no es requerida luego de que expira el tiempo de evaluación por esa agencia.

Propuestas Específicas

  1. Operaciones de manufactura de capital externo 

    • Crear parques industriales los cuales sean diseñados con estándares modernos y promuevan innovaciones en la manufactura y que estén preparados para que una nueva operación pueda establecerse más rápidamente que en otros lugares del mundo.

    • Viabilizar un sistema de permisos basado en auto certificación con penalidades por incumplimiento. Con este sistema la empresa que busca establecerse y sus consultores se hacen responsables de certificar el cumplimiento. El permiso se otorga rápidamente bajo ese concepto.  Luego el gobierno puede verificar y multar a aquellos que incumplan o sometan información falsa.  La expectativa es que la gran mayoría cumplirá y se otorgará los permisos rápidamente y Puerto Rico mejorará en términos de comparación con otras jurisdicciones.

    • Mejorar la infraestructura en general, electricidad, agua, alcantarillados y transportación para las áreas de manufactura y las rutas de abasto y de envío de bienes. 

    • Continuar buscando mejoras a costos aéreos y marítimos.

  2. Operación de manufactura de capital local 

    • En el caso de la manufactura con capital local, se le dará el mismo beneficio a las que producen para consumo local que a las que producen para exportación.  Reducir importaciones utilizando productos locales tiene el mismo efecto positivo que la producción para la exportación.

    • El gobierno debe cumplir con su programa de compras de productos de manufactura local.  Además, debe establecer criterios específicos de calidad para asegurar que el producto local sea comparado con los productos importados de forma equitativa.

    • Reforzar y hacer cumplir las instrucciones para que las agencias gubernamentales adquieran productos y bienes manufacturados o producidos localmente.  Para este caso, será necesario establecer criterios para diferenciar la producción local y la manufactura de la reventa. 

    • Mantener y mejorar las condiciones contributivas estatales.

    • Crear parques industriales los cuales sean diseñados con estándares modernos y promuevan innovaciones en la manufactura y que estén preparados para que una nueva operación se pueda establecer rápidamente.

    • Viabilizar un sistema de permisos basado en la auto certificación con penalidades por incumplir es una opción de rápida certificación.

    • Mejorar la infraestructura en general, electricidad, agua, alcantarillados y transportación para las áreas de manufactura y las rutas de abasto y de envío de bienes.

    • Continuar buscando mejoras a costos aéreos y marítimos.

  3. Operaciones de Apoyo de Capital Local

    • Los suplidores de servicios críticos y de bienes a las operaciones de manufactura de capital extranjero y de capital local deben tener los mismos beneficios que las operaciones de manufactura para retener y promover ese ecosistema.  El tener y mantener un ecosistema de suplidores robusto es un factor importante para atraer nueva manufactura.  Estas operaciones son aquellas que actúan o proveen servicios que los hace ser una extensión de las operaciones de manufactura.  Estas permiten que las operaciones de manufactura y de generación de riquezas primarias puedan enfocarse en su negocio y puedan delegar ciertos servicios y trabajo a entidades locales que en su mayoría son de capital local.

    • Las operaciones de servicios que exportan deben tener los mismos beneficios e incentivos que las operaciones de manufactura para la exportación.  El ecosistema que apoya la manufactura local también se fortalece exportando servicios.  

  4. Producción de bienes de todo tipo incluyendo agrícolas y de la industria de alimentos para consumo local 

    • Se le tiene que dar los mismos incentivos y beneficios que le dan a la manufactura para exportación y para consumo local.

    • Se debe considerar eximir a los productos de Puerto Rico del pago del IVU y no a los productos importados, sin excepciones, para nivelar los costos y hacer que los productos locales sean más competitivos y mejorar la autosuficiencia y seguridad alimentaria.

    • Considerar un arbitrio especial o contribución aplicable a los productos importados que compiten con los productos de Puerto Rico.  Además, dicha contribución especial o aplicable deberá incluir elementos que penalicen la competencia de productos importados de inferior calidad. 

    • Considerar subsidios para la producción local de las fuentes económicas primarias mencionadas, asegurando la disponibilidad de la cadena de suministros aún en momentos de emergencias. 

    • Se debe establecer unos estándares mínimos de calidad a ser cumplidos por los productos importados.  Hay productos de inferior calidad que compiten con la producción local.  Por ejemplo, los pesticidas usados en productos agrícolas del extranjero deben ser aprobados por USDA.  Se debe investigar más sobre los químicos que contienen productos que vienen de lugares donde no existen los controles de USDA.  La frescura de los productos para llamarse frescos como por ejemplo en mariscos y carnes, no debe incluir ser previamente congelados y luego descongelados para la venta.  Los productos previamente congelados deben venderse de esa forma, congelados.

  5. Producción de bienes y productos a partir de materiales reciclables para uso local y exportación

    • Incentivar el establecimiento de manufactura de productos derivados del reciclaje de neumáticos.

    • Fijar política pública y desarrollar legislación para incorporar el uso del caucho reciclado en la repavimentación o pavimentación de carreteras primarias o secundarias, según lo permitan los requerimientos federales para el uso de sus fondos.

    • Esta es una oportunidad para incentivar el capital local, mediante la utilización del impuesto establecido para el reciclaje de neumáticos.

  6. Comerciantes de capital local 

    • Restringir los incentivos y/o decretos especiales a detallistas de capital extranjero para promover y acelerar el establecimiento de PYMES y microempresas, y obtener mayores resultados de los programas de incubadoras de negocios.  Se han otorgado a algunas empresas comerciales de capital extranjero decretos contributivos similares a los que se le otorga a la manufactura.  El efecto en la economía de estas operaciones no es parecido a las operaciones de manufactura en términos de su contribución económica, por lo que se debe descontinuar esta práctica.

    • Considerar una contribución especial a las operaciones comerciales extranjeras y que esa contribución no se les imponga a las operaciones comerciales de capital local. 

    • El gobierno le debe dar preferencia a los comerciantes de capital local en la compra de bienes y servicios para el gobierno.

 

Fijar las localizaciones geográficas para concentrar los esfuerzos a base de infraestructura existente y el mejoramiento de estas, minimizando así la inversión inmediata.  Esto debe tomar en consideración la proximidad de los sectores o productos a dichas localizaciones, la infraestructura existente y la infraestructura en progreso de mejoramiento o en planes inmediatos.

Una vez establecidas estas localizaciones, se deben revisar los planes de acción para el uso de los fondos federales de reconstrucción del país, para dar prioridad a dichas localizaciones[2]. También considerar  el uso de fondos estatales de igual forma.  Esto se basa en que Puerto Rico cuenta con las siguientes instalaciones mayores:

Imagen 4.png

      8. Desarrollar corredores tecnológicos alrededor de las universidades. Las áreas de enfoque recomendadas son:

Operaciones de manufactura – Procesos de Manufactura Continua, “Process Analytical Technology” y “Quality  by Design”.

 

Tecnología – Desarrollo de aplicaciones para las ciencias vivas, Factory 4.0, Internet of Things (IoT).

 

Tecnología de alimentos - Maximizar la utilización de científicos y estudiantes de la escuela de agricultura del RUM para desarrollar nuevos productos que sean cónsonos con la producción agrícola local.  Actualmente en Puerto Rico se realizan investigaciones relacionadas al maíz, soya, girasol, sorgo y algodón.  Según el                  Departamento de Comercio y Desarrollo Económico de PR, este campo genera el 18% de los empleos en la      agricultura.  Además, nuestra isla provee las siguientes ventajas:

 

Condiciones climáticas apropiadas durante el año

Mano de obra calificada y profesional

Calidad del suelo

Proximidad a los Estados Unidos

Sistema de transporte rápido

Centros de investigación académica agrícola

Protección de la propiedad intelectual.  

 

Establecer una alianza entre gobierno e instituciones educativas para estandarizar y entrelazar los sistemas de informática del gobierno en un periodo no mayor de un año.  Esto debe considerar todas las agencias que intervienen en el proceso de otorgación de permisos.

 

Apoyar mediante participación activa y educación, los esfuerzos de la Agencia de Desarrollo Económico Federal (US EPA), establecer estrategias y planes de acción para desarrollar a Puerto Rico como un Centro de Logística Global.  Este esfuerzo requiere participación del sector privado, de agencias gubernamentales, inversionistas, aeropuertos, la academia e instituciones que agrupan los profesionales del país.  (El CIAPR puede aportar creando foros de discusión, comisiones para aportación o participación directa, educación y mediante disponibilidad del programa radial Aquí está tu Colegio)

 

      9. Actualmente, el Departamento de Transportación Federal (US DOT), bajo la orden 2020-4-10, autorizó los

siguientes beneficios para establecer en Puerto Rico un “Air Hub” el cual puede beneficiar a la industria, en especial a la farmacéutica, la de equipos médicos y biotecnología agrícola, lo cual debe proveer mayor confiabilidad y costo efectividad, y situaría a PR en el panorama global.  Esto incluye:

  • Transferir carga y pasajeros de una aeronave a otra, siempre que ambas naves estén operando desde/hacía una localización del país de origen del acarreador.

  • Realizar cambios en el tipo o cantidad de aeronaves utilizadas para transportar carga y pasajeros, utilizando a Puerto Rico como escala de la ruta, en los casos en que la ruta más allá de Puerto Rico, y para los viajes de entrada, sea una continuación de la transportación más allá de Puerto Rico.

  • Combinar tráfico de carga y pasajeros viajando en transporte aéreo extranjero con tráfico de carga y pasajeros que no viajan en el transporte aéreo extranjero.

  •  

  • Transferir pasajeros y carga a otro acarreador extranjero para su traslado posterior a un destino final en un tercer país, y para mover pasajeros y carga de otro acarreador extranjero que fue trasladado por ese acarreador a PR, desde un punto de origen en un tercer país.

  • Lo anterior es aplicable a todos los transportistas aéreos extranjeros con autorización del US DOT para proveer servicio en aeropuertos de Estados Unidos, excepto Venezuela.

[1] Ver Tabla 1, con los datos para 190 países.

[2] Véase Figura 1.  En la misma se identifican los puntos de entrada y salida por aire y mar, existentes en Puerto Rico.