Comisión de Terremotos del CIAPR

Ing. Félix L. Rivera Arroyo

felixlrivera@gmail.com

(787) 384-0446

La peligrosidad sísmica en Puerto Rico, entendida como la probabilidad de que en un lugar determinado y durante un periodo de tiempo de referencia ocurra un terremoto, es una de las más altas en el Caribe, aunque a escala global puede considerarse moderada. 

Puerto Rico se encuentra en el borde del encuentro de dos placas tectónicas, la placa de Norte América y la placa del Caribe.

 

Durante seis (6) meses del año estamos expuestos al efecto de los Huracanes que traen vientos fuertes y lluvia.

Las estructuras y los componentes no estructurales se afectan por los terremotos, huracanes, inundaciones, deslizamientos, explosiones, fuego, entre otros desastres naturales.

La prevención y gestión del riesgo ante terremotos implica la necesidad de desarrollar distintas líneas de actuación, unas más directamente dirigidas a la previsión y prevención y otras cuyo objetivo es disponer de una planificación operativa que posibilite mitigar los daños y actuar coordinadamente en caso de ocurrencia de una situación de emergencia.

Su construcción hecha con paredes de hormigón armado, diseñados y construidos de acuerdo con el Reglamento de Edificación adoptado por ARPE en el 1987 tienen provisiones para ductilidad la que les da mayor resistencia.

Viviendas de 1 y 2 plantas reguladas – El método de construcción de viviendas terreras que han pasado el proceso de permisos provee unas viviendas seguras, siempre y cuando hayan sido diseñadas y construidas de acuerdo con el Reglamento de Edificación adoptado en el 1987.

Viviendas Informales – La gran mayoría de estas casas se construyen fuera de reglamentos encima de columnas construidas en los taludes de las montañas. Estas residencias son las de mayor riesgo, y tiene una alta probabilidad de colapso por el fallo en cortante del sistema de columnas que sostiene la residencia o por la inestabilidad de los taludes ante las aceleraciones sísmicas.

Walk ups: Su construcción es hecha con paredes de hormigón armado y han pasado el proceso de permisos, en general proveen unas viviendas seguras siempre y cuando hayan sido construidas de acuerdo con el Reglamento de Edificación adoptado en el 1987.

Condominios – Su construcción es hecha con paredes de hormigón armado. Los condominios de apartamentos diseñados y construidos de acuerdo con el Reglamento de Edificación adoptado por ARPE en el 1987 tienen provisiones para ductilidad lo que les da mayor resistencia.

Hospitales - Los Hospitales construidos previos a la adopción del Reglamento de Edificación del 1987 tienen un riesgo alto de daños significativos, incluyendo colapso y no podrán usarse para el propósito deseado luego de un terremoto. Además, estos hospitales no están diseñados como facilidades esenciales y no tienen los servicios esenciales de agua y electricidad requeridos para su operación continua luego de un terremoto.

Centros de Diagnóstico y Tratamiento – Los Centros de Diagnóstico y Tratamiento típicamente son estructuras más pequeñas de un solo nivel y estas deben comportarse mejor que los Hospitales. Los construidos después de la adopción del Reglamento de Edificación del 1987 no deben de tener problemas mayores, excepto la falta de agua y electricidad requerida para la operación del Centro.

Escuelas construidas previo a la adopción del Reglamento de Edificación del 1987 representan alto riesgo a la ciudadanía. Las columnas cortas deben ser reforzadas o eliminadas para evitar posibles colapsos. Existen en este renglón sobre 1,200 escuelas actualmente en uso en PR, con una matrícula de sobre 500,000 estudiantes, y donde trabajan sobre 40,000 maestros y sobre 15,000 personas en labores de apoyo.  Si el terremoto ocurre durante la operación de la escuela están en peligro la vida de los estudiantes, maestros y personal de apoyo.

Los problemas más significativos son:

    • Fractura repentina de la columna corta que se crea en los pasillos longitudinales de la escuela.

    • Primeros pisos abiertos soportando salones en los segundos pisos mediante columnas esbeltas.

    • Falta de requisitos de ductilidad en los pórticos y paredes estructurales de hormigón armado de la escuela que se incorporaron en el Reglamento de Edificación adoptado por ARPE en el 1987.

Escuelas construidas posterior al 1987 no deben representar problemas de seguridad.

Refugios - Las escuelas en Puerto Rico tienen un uso secundario e importantísimo al ser usadas como refugios en caso de inundaciones, huracanes o terremotos.  El daño estructural significativo o el colapso de estas escuelas dejaría a decenas de miles de puertorriqueños sin resguardo en el caso de desastre.  Por lo tanto, es esencial que se inicie la rehabilitación sísmica de aquellas escuelas que típicamente son usadas como refugios en Puerto Rico. 

Puertos - Las facilidades portuarias existentes varían en edad de construidas. Las construidas por la Marina del Ejército de Estados Unidos deben resistir un terremoto por los factores de seguridad y diseño militar. En la bahía de SJ se han reemplazado varios muelles desde el final de los 80, #1, #2, #3, #4 y además se construyeron los Muelles Panamericanos. En el Sur se ha construido el Puerto de las Américas. En estas facilidades, aunque resistan el embate del sismo, los sistemas requeridos para la operación del puerto, tales como grúas, oficinas, etc., podrán colapsar según se observó en el terremoto de Haití y Chile recientemente, y dejar a estas facilidades inoperables.

Aeropuertos - Las pistas no debieran afectarse mientras no existan problemas de licuación de las arenas bajo las pistas de los aeropuertos.  En el caso del Aeropuerto Luis Muñoz Marín existe este riesgo. Las edificaciones que albergan las facilidades de los aeropuertos fueron construidas en general antes de la adopción del Reglamento de Edificación del 1987, por lo cual estas edificaciones también deben ser rehabilitadas sísmicamente para evitar un colapso de las operaciones de los aeropuertos. 

Agua potable: Puerto Rico tiene un sistema de distribución de agua muy complejo con centenares de sistemas de bombeo sin redundancia. En el evento de un sismo rápidamente la población se quedará sin agua (En el Huracán Hugo) por un desborde de la represa de La Plata, un millón de personas estuvieron sin agua una semana). Las represas principales, excepto la de Ponce y Río Blanco fueron construidas hace casi medio siglo. Una rotura o colapso de estas represas inundarían a miles de personas aguas abajo. El super tubo que trae agua a la región metropolitana, aunque diseñado y construido para resistencia sísmica, deberá de mantenerse bajo un programa de mantenimiento preventivo. 

En las zonas altas se depende de los tanques para suministros. Los construidos previo a las 90 pueden sufrir muchos daños.  

En particular se debe proveer sistemas redundantes de distribución de agua potable a los hospitales y refugios que deben permanecer operando luego de un sismo mayor de 7.0 en la Escala Richter.


Código de construcción - Adopción del nuevo Código de Construcción IBC 2021 con sus enmiendas.

Enmendar la Ley de Certificaciones para establecer el requisito de revisión estructural (peer review) para edificios mayores de dos plantas e infraestructura que no sea soterrada y el requisito de Inspección Especial para las estructuras sometidas a revisión.

Desarrollo, implementación y educación de MANUAL DE CONSTRUCCIÓN, EVALUACIÓN Y REHABILITACIÓN SISMO RESISTENTE DE VIVIENDAS.

Revisión y reparación de Infraestructura, Facilidades Esenciales (Escuelas, hospitales, refugios, represas, etc.) de acuerdo con el plan propuesto más adelante.

Insertar en el Plan de Uso de Terrenos la identificación de riesgos sísmicos de los terrenos.

Implementar en todas las zonas costeras el plan de alarma de Tsunamis, y por Ley garantizar los ejercicios anuales de educación y simulacros. Delimitar e identificar la zona marítimo terrestre.

Implementar campañas permanentes de orientación de preparación para los terremotos.

Que se establezca nuevamente la Comisión de Terremotos a nivel Estatal.

Resiliencia y preparación y mantenimiento del plan sísmico y cómo financiarlo.

Actualizar los mapas de identificación de fallas sísmicas.

Propiciar un programa de financiamiento para mejorar las estructuras informales en zancos con $12,000.00 a $20,000.00 por estructura, según sea el caso.

Crear una oficina a nivel gubernamental, podría estar adscrita al Departamento de la Vivienda, que oriente y ayude al ciudadano a obtener diseños, permisos e inspección para viviendas.

Instrumentar las estructuras esenciales para evaluar su comportamiento y mediante legislación, incluir los equipos de instrumentación en estructuras de más de cuatro (4) niveles.

Crear y establecer un plan técnico de infraestructura.

Protección mediante legislación para que los trabajos y empleos sean por profesionales locales.