Comisión de Movilidad y Transportación del CIAPR

Dr. Benjamin Colucci Rios- COMISION DE T

Dr. Benjamin Colucci Rios

benjamin.colucci1@upr.edu

(787) 806-6392

El objetivo principal de este informe es documentar la condición actual de infraestructura de carreteras y puentes de Puerto Rico y presentar recomendaciones y planes de acciones a corto y mediano plazo para la consideración de los futuros gobernantes de nuestro país, Puerto Rico. 

 

Otro objetivo pertinente es que los hallazgos presentados en la condición actual en la infraestructura de transporte le sean de utilidad en contestar las interrogantes de cómo el gobierno va a atemperar su plan de trabajo en el cuatrienio 2021-2024 a raíz de la nueva norma como resultado de la pandemia del COVID-19. Esto incluye, como parte de este objetivo, es nuestro interés es que nos presente posibles nuevas legislaciones para mejorar significativamente la condición de la infraestructura de carreteras y puentes para el año 2030.

 

El tercer objetivo es que nos compartan sus propuestas de proyectos de desarrollo económico que la Junta de Supervisión Fiscal pueda avalar para que Puerto Rico logre una estabilidad económica y culmine la razón de ser de la ley PROMESA en esta década que se avecina.

El último objetivo, pero de igual peso que los anteriores es cómo estos piensan recuperar la credibilidad con su gabinete en el área de infraestructura de transportación y carreteras que garantice la seguridad de todos los usuarios en tanto en el sector rural como urbano con la nueva inyección de fondos pendientes para carreteras y puentes y el uso de adelantos tecnológicos innovadores, que ya están vigentes y no quedarnos atrás con respecto al comercio internacional.

Infraestructura de Puentes

En la categoría de puentes, la ASCE-PR le otorgó una calificación de D+. Esta calificación está basada en la información proveniente de la Administración Federal de Carreteras (FHWA) del Departamento de Transportación de los Estados Unidos (USDOT).

 

A la fecha de dicho informe, (antes de ocurrir los eventos telúricos a finales de diciembre de 2019 y durante el transcurso del año 2020), 11.7% de los 2,325 puentes en servicio estaban clasificados en condición pobre y aproximadamente un 69.0% estaban calificados en condición satisfactoria. Esta calificación fue utilizando la base de datos provenientes del Inventario Nacional de Puentes (NBI) del 2018 recopiladas por la FHWA en donde califica los puentes bajo tres criterios, a saber, bueno, satisfactorio o pobres. (http://bridgereports.com; https://nationalbridges.com).

En el 2019, la base de datos del NBI contenía 628,207 puentes en servicio en carreteras públicas en los Estados Unidos, de los cuales 2,315 puentes correspondían a la jurisdicción de Puerto Rico (una reducción de 10 puentes con respecto a lo reportado en el informe de la ASCE-PR para el año 2018).

En el Apéndice C, se muestra un extracto de dicha base de datos con las variables que utiliza el gobierno federal para caracterizar la infraestructura de puentes de Puerto Rico y los Estados Unidos. Para caracterizar la condición bueno, regular o pobre se utiliza el AASHTO Sufficiency Rating (SR) el cual también está disponible en dicha base de datos.

De la misma base de datos del NBI, se desprende que el 37% de todos los puentes han estado en servicio por 50 o más años y el 21% han alcanzado el final de su vida útil de servicio entre 40 a los 49 años. De no ocurrir una construcción significativa en puentes en esta década, y basado en la edad reportada en la base de datos del NBI, el 60% de todo el inventario de puentes de la isla tendrá 50 años o más de servicio. Basado en este hecho es crítico un programa sistémico de inspección, mantenimiento y reparación de puentes para mantener dicha infraestructura en un condición satisfactoria o buena.

Infraestructura de Carreteras

El gobierno de Puerto Rico tiene una red de carreteras que consiste de 18,358 millas de carretera (29,538 kms) a través de toda la isla.  El 28% de la red corresponde a carreteras estatales, de las cuales el 31% son rural y 69% urbano.  El 82.6% de esta red de carreteras es clasificada urbana y el restante 17.4% es clasificada rural. Esta distribución de carreteras contrasta con la estadística de la FHWA USDOT en donde la mayoría de la red es clasificada rural. 

 

En la categoría de carreteras, la ASCE-PR le otorgó una calificación de D-. Esta calificación también está basada en la información proveniente de la Administración Federal de Carreteras (FHWA) del Departamento de Transportación de los Estados Unidos (USDOT). El daño principal de la infraestructura de carreteras de Puerto Rico se debe a la combinación de sobrecarga de vehículos pesados, ausencias a través de los años de un programa de mantenimiento preventivo y sistémico y deficiencias en los sistemas de drenaje pluviales. Los hoyos y defectos observados en las carreteras también están asociados a problemas de compactación inadecuadas de las diferentes capas que componen el pavimento y el daño prematuro debido a falta de mantenimiento en el sellado de grietas, reparación de bacheo sistémico, y oportuno. En las figuras 3 a la 5 pueden observar de manera conceptual, el desempeño de las carreteras (PSI) a través del tiempo o en función del tráfico acumulado basado en la métrica de Ejes Sencillos Equivalentes de 18,000 libras (ESAL18).

Relación a los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas

Las Naciones Unidas han definido 17 metas/objetivos (goals) de desarrollo sostenible. En lo pertinente a la infraestructura de transportación pasan a ser elementos críticos. El número 3, salud y bienestar, 9, industria, innovación e infraestructura, 11, ciudades y comunidades sostenibles y el número 13, acción por el clima. 

 

Objetivo número 3.  

 

En la meta y objetivo número 3, Salud y Bienestar está asociado directamente con la seguridad pública y las guías de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y a la iniciativa mundial de la Década de Acción para la Seguridad Vial: 2011-2020. En este objetivo es vital que el gobierno invierta en la infraestructura de carreteras y puentes para evitar que vehículos pierdan el control e impacten otros vehículos y peatones, causando una herida seria y/o fatal. Las áreas de énfasis mencionadas en el Plan Estratégico de Seguridad Vial: 2011-2020 y la asignación del fondo recurrente para mantener esa infraestructura en condición aceptable para todos los usuarios.

 

Objetivo número 9. 

 

En la meta y objetivo número 9, Innovación e Infraestructura va a la par con la parte de seguridad pública y proveer un sistema eficiente, implantando las nuevas tecnologías emergentes que se puedan integrar de manera efectiva proveyéndole información a tiempo real a los usuarios del sistema de tal manera que se reduzca el tiempo de viaje y minimizar y reducir el potencial de choques. Los vehículos autónomos y los vehículos comerciales autónomos van a requerir esa interconectividad con la infraestructura construida para reducir la dependencia del conductor del vehículo de motor y minimizar el error humano como factor contribuyente a los choques que redundan en heridas serias y fatalidades en las vías públicas.

 

Objetivo número 11.  

 

En la meta/objetivo número 11, Ciudades y Comunidades Sostenibles es vital el reciclar los materiales que se usan en la construcción de carreteras y puentes y a su vez, la construcción y rehabilitación de las mismas tenga la capacidad de adaptarse y ser resilientes ante cualquier evento atmosférico o desastre natural el uso de gomas trituradas, materiales reciclados como materia prima en la rehabilitación y reparación de carreteras es cónsono con dicha meta y objetivo de las Naciones Unidas. Por tal razón, el DTOP debe crear planes que estén integrados con otras agencias administrativas como el departamento de Recursos Naturales y Ambientales para promover iniciativas que redunden en infraestructura sustentable.

 

Objetivo número 13.  

 

En la meta/objetivo número 13, Acción por el Clima, Puerto Rico y a nivel mundial están siendo sometidos a eventos extremos asociados al calentamiento global que ha redundado en la descongelación de los glaciares y el levantamiento de la altura promedio de los cuerpos de agua desatando una serie de eventos extremos atmosféricos que están resultando en la erosión de las costas más mayor frecuencia y magnitud de las tormentas y huracanes afectando la bienes y materiales y la vida de nuestros residentes 

 

En la agenda del 2030, la infraestructura física de transportación debe ser más resilientes y poder adaptarse a la nueva norma a raíz del COVID-19, y a su vez, enfocarse en cumplir con las metas/objetivos de desarrollo sostenible previamente descritos, para ser competitivos hasta en los retos y desafíos que se avecinan.  

La integración de dichos componentes ilustrados en la Figura 2 fortalece los cimientos del componente de infraestructura de transporte como un elemento vital en la competitividad, crecimiento sostenible, calidad de vida y prosperidad de un país.

Pág 57.png

FIGURA 4. Infraestructura de transportación y su relación a los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas (www.un.org)

RECOMENDACIONES

El CIAPR realiza las siguientes recomendaciones en el área de carreteras y puente: 

 

  • Legislación para permitir la transición de vehículos autónomos y comerciales para las vías de puerto rico. En áreas urbanas, los aspectos asociados a ciudades inteligentes y ciudades completas.

  • Establecer prioridades estratégicas para mejoras capitales en proyectos de rehabilitación, reparación y optimización de la infraestructura existente. Es prioritario mantener las carreteras existentes.

  • Revaluar los proyectos de nueva construcción asociados a completar la autopista de Arecibo a Aguadilla.

  • Enfocar el esfuerzo en el mantenimiento y rehabilitación estratégica de la infraestructura de transportación terrestre y sus activos.

  • Incorporar nuevos materiales y tecnologías:

Explorar el uso de nuevas técnicas, tecnologías y materiales (incluyendo productos del reciclaje) en el desarrollo de proyectos de transportación. Por ejemplo: mezcla de asfalto tibia, hormigón permeable, construcción acelerada de puentes y hormigón compactado con rolos. Seguir promoviendo iniciativas como “Every Day Counts” (EDC4) y el Concilio Estratégico de Innovación en Transportación (STIC).

  • Viabilizar el desarrollo de transporte colectivo:

Revisar los reglamentos de control de acceso para promover desarrollos orientados a transporte colectivo (“transit-oriented developments”) y usos mixtos. Revisar también la reglamentación relacionada al control de la sobrecarga de los camiones y su impacto al daño prematuro de la Infraestructura vial y de puentes.

  • Revitalizar las áreas urbanas:

Promover proyectos de revitalización urbana en corredores principales de las ciudades (como por ejemplo las avenidas Piñero, Roosevelt y Muñoz Rivera) junto con el desarrollo de “business improvement districts”, entre los comercios establecidos. Promover la reconfiguración geométrica de avenidas principales para proveer mejores accesos a los comercios, proveer carriles de bicicleta y conversión de intersecciones tradicionales a rotondas modernas y calles completas.

  • Acceder fondos adicionales:

Identificar fuentes de fondos de pareo local para capitalizar los fondos disponibles mediante la legislación federal FAST (Fixing America’s Surface Transportation), para fortalecer el servicio de transporte colectivo, promoviendo mayor eficiencia en el servicio y expandiendo la operación del sistema.

  • Fomentar la investigación:

Proveer fondos de investigación local que permitan desarrollar nuevas tecnologías y técnicas que atiendan las necesidades de la Isla, motiven la retención de los profesionales y sirvan de fuentes de exportación. Estos fondos podrían servir para investigar medidas de reutilización de elementos como neumáticos, los cuales hoy se han convertido en un factor crítico en Puerto Rico.

  • Educar a la ciudadanía:

Aumentar las campañas de concienciación a la ciudadanía para fomentar una cultura de seguridad vial, en temas tales como conducción agresiva, seguridad en zonas de construcción, consolidación de agencias, y ornato versus infraestructura.

  • Reconsideración de proyectos de transportación de Alianza Publico Privada (APP) de AFI:

Preámbulo: La Autoridad para el Financiamiento de Infraestructura (AFI), como parte de sus proyectos estratégicos para Puerto Rico, tiene programado la extensión de la autopista PR-22 entre Arecibo y Aguadilla. Este proyecto se está considerando su financiamiento a través de una Alianza Público-Privada (APP) conforme a la Ley Núm. 29 del 8 de junio del año 2009 (http://www.lexjuris.com/lexlex/Leyes2009/lexl2009029.htm), forma parte de los proyectos estratégicos bajo consideración por la AFI. Entre los beneficios principales de esta APP es reducir el tiempo de viaje de los usuarios que transitan entre San Juan y Aguadilla de 30 a 45 minutos (http://www.app.gobierno.pr/).  Dado la condición crítica que se encuentra en la infraestructura construida de carreteras y puentes de Puerto Rico y la prioridad de fondos necesaria para que mejore su condición a un estado razonable para los presentes y futuras generaciones de usuarios y el control de los fondos capitales controlados por PROMESA, recomiendo que se reconsidere la reconstrucción de esta APP en un futuro horizonte. 

 

La infraestructura 2030 provee sugerencias y acciones afirmativas confeccionadas por expertos en las áreas de infraestructuras de carreteras y puentes que tienen el potencial de ser implantadas de contribuir a la misión y visión de dicha agencia y mejorar la calidad de vida de presente y futura generaciones que usen dichas facilidades y promoviendo a su vez el desarrollo económico en Puerto Rico de una manera sostenible y resiliente.