Comisión de Manejo y Disposición de Desperdicios Sólidos del CIAPR

_COMISION_DE_MANEJO_DE_DESPERDICIOS_SOLI

Ing. Lorenzo R. Iglesias Vélez

lorenzoi494@gmail.com

(787) 502-3188

Puerto Rico es el país de más generación de desechos sólidos per cápita en el mundo con la friolera de 5.6 lbs/persona/día, seguido por Florida con 5.37, California con 4.31 y Nueva York con 4.1. El resto del mundo está detrás de ese grupo.

 

Al presente existen 29 vertederos al aire libre (Open dumps) y vertederos sanitarios (sanitary landfills). De esos 11 operan con celdas con revestimiento; 18 son vertederos al aire libre y 13 operan bajo órdenes por consentimiento de la EPA (Isabela, Florida, Arecibo, Vega Baja, Toa Alta, Toa Baja, Juncos, Arroyo, Santa Isabel, Cayey, Aguadilla, Moca, y Lajas).

Como vemos, existe un serio problema de cumplimiento de estas instalaciones bajo las normas estatales y federales que reviste mucha importancia considerando que los vertederos son el único medio en Puerto Rico para disponer de los desechos sólidos. La falta de fondos es un obstáculo mayor para la mejora de la infraestructura, el cierre de vertederos que no pueden expandirse, y el mantenimiento de los vertederos Informe de la Comisión Especial de Reciclaje y Desperdicios Sólidos luego de cerrados.

Aun cuando algunos municipios han impuesto cargos por depósito, mayormente a comercios e industrias, los cargos son muy reducidos y no resuelven mucho. Los requisitos presentes para el diseño u operación de los vertederos siguiendo la ley y reglamentos cubren:

  • Restricciones de localización

  • Revestimiento

  • Colección de lixiviados su tratamiento y disposición

  • Prácticas de operación

  • Monitoreo de aguas subterráneas

  • Requerimientos para el cierre y luego del cierre garantías financieras

Entre las restricciones de localización encontramos que más de la mayoría de los vertederos en Puerto Rico sufren de conflictos con estos requisitos, entre ellos:

  • Cinco (5) vertederos están localizados en la región del Karso

  • Cuatro (4) de ellos en valles inundables

  • Diez (10) impactan humedales

  • Nueve (9) tienen el potencial de impactar fuentes de agua potable

  • Cuatro (4) tienen el potencial de impactar reservas naturales

  • Siete (7) están localizados contiguos a área residenciales

Todos los vertederos están expuestos a movimientos sísmicos (todo PR es susceptibles a terremotos) y a los huracanes que muchos arropan la Isla Informe de la Comisión Especial de Reciclaje y Desperdicios Sólidos Página 6 La inhabilidad de expandir o utilizar los terrenos de forma eficiente (depósito de los desechos en capas, compactación máxima y aplicación de cubierta diariamente) ha reducido la capacidad de los vertederos existentes. A eso se suma el depósito no planificado de desechos sólidos como resultado de los efectos de los disturbios atmosféricos añaden a la reducción de capacidad de forma inesperada.

En 2010 la EPA realizó una evaluación de posibles ubicaciones para vertederos modernos en Puerto Rico. En el Anejo 1 se incluye el mapa que resume estos posibles lugares que están identificados como áreas / puntos blancos. Como puede verse, la cantidad de lugares son muy limitados y muchos de los lugares se encuentran lejos de las áreas de generación de desechos.

Conforme a un estudio realizado por la EPA en 2018 respecto a la capacidad remanente de los vertederos en la Isla indica que se podía esperar una expectativa de vida de 2.5 a 3.5 años sin contar con la adición de escombros debido a los fenómenos atmosféricos. Si se incluyen las toneladas de escombros la expectativa de vida de los vertederos se reduce de 1.5 a 2.5 años. Consideremos que estos son datos del 2018, por lo que en estos momentos se debe estar alcanzando la capacidad máxima de algunos vertederos. A esto le debemos añadir los escombros (depositados o pendientes a depositar) recientemente resultantes de los terremotos experimentados en el suroeste de Puerto Rico.

Según se indicó, la única técnica que está usando Puerto Rico para la disposición de los desechos sólidos son los vertederos, y ya se ha expuesto la condición pobrísima de la mayoría de existentes. Una opción que quizás se haya Informe de la Comisión Especial de Reciclaje y Desperdicios Sólidos pensado es la construcción de nuevos vertederos. Sin embargo, esta construcción debe regirse por las normas modernas y bastantes estrictos respectos al desarrollo de nuevos vertederos.

Aparte de los vertederos, son comunes en muchos países desarrollados otras técnicas para el manejo y disposición de los desechos sólidos. Con pequeñas variaciones, los siguientes son estas técnicas, para evaluarse no necesariamente en el orden presentado:

  • Basurero

  • Vertederos sanitarios

  • Incineración

  • Composta

  • Enterramiento

Sin embargo, esas técnicas deben ser evaluadas separadas o en combinación y luego integrarse en un Plan Integrado de Manejo de desperdicios sólidos. El Plan establecería un orden jerárquico del manejo de los desechos sólidos de forma integrada para conforme a los recursos económicos disponibles lograr la mejor solución respecto a la disposición de tales desperdicios. No confundamos técnicas de disposición con los elementos del programa de desvíos del manejo como la reducción en la generación, reutilización (reuso), separación en la fuente y reciclaje que son elemento de la gerencia y manejo de desechos sólidos.

Respecto a reciclaje, ya vimos cómo los propósitos de la Ley 70 del 1992 no se han cumplido después de 28 años y varias enmiendas (Ley #13 de 1195 y Ley 411 del Informe de la Comisión Especial de Reciclaje y Desperdicios Sólidos 2000).

Según la EPA un informe presentado como parte de la Semana del Ingeniero y Agrimensor de 2020 (Expo-Cumbre) dentro del ofrecimiento educativo en el Día del Ingeniero Ambiental, intitulada “Current Situation & Future Perspectives on Solid Wastes Management for Puerto Rico” se expone en detalle la condición actual de los vertederos y otras instalaciones en el manejo de los desechos sólidos. También se cubren en el informe las instalaciones de reciclaje de materiales (MRF), de composta, y las estaciones de trasbordo que se cita más adelante. El informe indica que para el 2007 el porcentaje de tasa de desvío incluyendo reducción en la fuente, el reuso y compostaje había alcanzado un 19% para el 2007, esto quizás provocado por el impulso que pudo haberle dado al reciclaje de la enmienda a la ley de reciclaje del 2000. Sin embargo, ya para el 2012 este porcentaje había bajado al 14%. al presente se estima que estamos entre el 12% y el 14%.

El concepto de reciclaje ha sido novedoso para algunos pero debemos recordar que en los años ‟40 y ‟50 teníamos vendedores ambulantes que transcurrían por las calles ofreciendo “china por botellas”. Obviamente, esas personas tenían medios para disponer de las botellas. Debemos recordar además, que para entonces y hasta los años 70 Puerto Rico contaba con una fábrica de botellas, una cartonera, una siderúrgica y otras industria más pequeñas que contribuyen a que el concepto de reciclaje fuera uno viable y que contribuía a la economía. O sea, para entonces Puerto Rico tenía capacidad muy adecuada para afrontar de forma eficiente el reuso y reciclaje de desechos sólidos.

Dichas industrias fueron fuertemente abatidas por la reglamentación local y federal contra la contaminación ambiental pues tenían que hacer inversiones Informe de la Comisión Especial de Reciclaje y Desperdicios Sólidos significativas para entrar en cumplimiento de dicha leyes.

 

Lamentablemente ni Fomento Económico ni la Junta de Calidad Ambiental pudieron o les faltó el empuje para proveer las salvaguardas necesarias para dar el tiempo y los medios adecuados a dichas empresas para evitar su cierre. Algunas de ellas aunque pudieron sobrellevar la nueva reglamentación, no pudieron superar la competencia, la falta de apoyo u otros retos económicos. Al final del camino Puerto Rico se quedó a la deriva para poder enfrentar la creciente demanda para atender los recién creados programas de conservación de recursos y control ambiental instituidos conforme a la legislación local y federal sobre estos temas que se adoptaron para esa época.

 

Al presente la capacidad para afrontar los requisitos de reciclaje son mínimas. Más aún, los incentivos que se proveían a industrias emergentes dedicas al reuso y reciclaje de materiales que provenían de los tributos a las llantas y los aceites de motor según provisto por ley fueron “desviados” por el gobierno hacía a “otros propósitos” y la mayoría, sino todas, esas industrias desaparecieron. A veces algunos ingenuamente se cree que los fuegos que surgen en las estibas de llantas usadas almacenadas en algunos lugares en Puerto Rico, causando de paso problemas de contaminación atmosférica insoportable y violador, son causados por ignición espontánea.

 

En la presentación de la EPA se discuten también una grupo de remedios potenciales y puntuales tratando el asunto de los desechos sólidos de forma abarcadora tomado cada aspecto del problema y exponiendo posible pautas de acción que debe llevar el gobierno con la ayuda de los municipios y las empresa privada para afrontar el problema formalmente y sin postergación.

Las recomendaciones de EPA, las cuales respaldamos, son varios pliegos de papel, pero podemos resumir las hay a que tomar a corto plazo:

 

1. Reevaluar las estrategias de reciclaje para revisar 4 elementos críticos: legislación, sistema de recolección, infraestructura y mercados para productos reciclados.

 

2. Evaluación de las posibles expansiones de los vertederos existentes

 

3. Evaluación de la tecnología de procesamiento de desechos sólidos basado en la jerarquía de manejo (reducción en la fuente, reciclaje, vertederos y combustión) incluyendo las tecnologías / metodologías de tratamiento, transportación, disposición, combustión, conversión térmica, biológica y química, mejora de disposición en vertederos, etc.

 

4. Programa de Manejo de Desechos de Jardín y Compostaje

 

5. Programa de Reciclaje de Desechos de Construcción y Demolición

 

6. El cierre de “basureros” o vertederos al aire oficiales y clandestinos

 

7. Desarrollar / Revisar un Plan Integrado para la Gerencia de desperdicios sólidos y combinarlo con el Plan Estratégico de desperdicios sólidos incluyendo una revisión del sistema existente (29 vertederos) que enfoca en reducción en la fuente / reuso, instalaciones de recobro de materiales (reciclaje), plantas de compostaje, y las estaciones de trasbordo

 

8. Poner al día el Estudio de Composición, Caracterización y Desvió de desechos sólidos de 2003

 

Por otro lado, el gobierno de Puerto Rico en agosto de 2018 dio a conocer un informe voluminoso titulado “Transformation and Innovation in the Wake of Devastation: An Economic and Disaster Recovery Plan for Puerto Rico“. En el mismo, luego de una amplia discusión de la condición de Puerto Rico antes y después del huracán María, presenta múltiples Cursos de Acción para Recuperar Capacidad en Manejo Integrado y Sostenible de Residuos Sólidos. A continuación las recomendaciones de ese informe, excluyendo aquellos que son parecidos a los expuestos anteriormente procedentes de la EPA:

  • Incrementar la capacidad de rellenos sanitarios en cumplimiento con el manejo sostenible de escombros y desechos sólidos

 

  • Reparación / Cierre de vertederos en Incumplimiento

(* El vocablo “desecho” se ha preferido en los últimos años para describir los residuos tanto domésticos como comerciales e industriales. En este informe se usa indistintamente con el propósito de mantener la referencia correcta cuando se trata de nombre de organizaciones, legislación o documentos.)